Tarta mousse de limón y fresas

6 Jun

Esta tarta mousse de limón y fresas tiene justo la frescura y lo bonito que nos apetece en primavera. Imaginaos una base de galleta y mantequilla con dos mousses, una de limón y otra de fresas. Y todo esto sin horno ¿qué más se puede pedir?

La mousse de limón se prepara con lemon curd que se prepara ex profeso, lo que le da un delicioso sabor y cremosidad. Ambas mousses llevan como base nata montada y se les da firmeza con algo de gelatina. Si las fresas no os entusiasman, podemos usar frambuesas, arándanos o moras.

Ingredientes (para molde de 20-22 cm)

Base

  • 100 g de galletas
  • 50 g de mantequilla derretida

Lemon curd

  • 60 ml de zumo de limón
  • La ralladura de un limón
  • Dos yemas de huevo y un huevo entero
  • 65 g de azúcar
  • 45 g de mantequilla

Capa de mousse de limón

  • El lemon curd de la etapa anterior
  • 8 g de gelatina en polvo
  • 30 ml de agua fría
  • 330 g de nata líquida (mínimo 35% grasa)
  • 100 g de azúcar glas

Capa de mousse de fresas

  • 225 g de arándanos
  • 8 g de gelatina en polvo
  • 30 ml de agua fría
  • 330 g de nata líquida (mínimo 35% grasa)
  • 100 g de azúcar glas

Para la ganache:

  • 100 g de chocolate blanco
  • 40 ml de nata para montar
  • Colorante rosa

Preparación

Base

  • Preparamos la base de la tarta triturando las galletas. Derretimos la mantequilla, mezclamos bien con la galleta triturada (este paso yo lo he hecho con la Thermomix) y tapizamos el fondo del molde, igualando y compactando con los dedos.
  • Metemos el molde en la nevera para que se solidifique la base.

Lemon curd

  • Ponemos en un cazo todos los ingredientes. Calentamos al fuego, con o sin baño maría, sin dejar de remover con espátula, hasta que espese la crema. Dejamos enfriar.

Mousse de limón

  • Hidratamos la gelatina en un bol con el agua fría. Cuando esté hidratada la pasamos unos segundos por el microondas, lo justo para que se disuelva. Dejamos templar.
  • Montamos la nata, que deberá estar bien fría, con la Thermomix en 30 segundos más o menos ya la tienes. Cuando la tengamos montada sacamos a un bol y vamos añadiendo el azúcar glas a cucharadas, seguido de la gelatina templada. Es mejor que la nata esté algo fluida, no conviene llegar a que quede muy dura.
  • Mezclamos entonces el lemon curd templado con movimientos envolventes y, cuando esté homogénea la mousse, la extendemos sobre la base de galleta. Alisamos la superficie y metemos el molde en la nevera.

Mousse de fresas

  • Ponemos 200 g de las fresas en el vaso y trituramos unos segundos a velocidad máxima. Programamos 8 min/varoma/vel 2. Reservamos para que templen en un bol.
  • Mientras las fresas se calientan hidratamos la gelatina en polvo en el agua fría. Cuando esté hidratada la agregamos al puré de fresas aún caliente para que se disuelva y dejamos templar.
  • Montamos la nata bien fría y procedemos igual que con la mousse de limón, y después añadimos el azúcar glas con movimientos envolventes. Por último mezclamos el puré de fresas con espátula.
  • Distribuimos la mousse de fresas por encima de la mousse de limón y devolvemos el molde a la nevera para que acabe de solidificar el conjunto. La podemos congelar para asegurarnos de desmoldarla perfectamente, pero es suficientemente firme como para desmoldarla solo con el frío de la nevera, con cuidado.

Yo invertí el orden de las mousses, porque por la decoración así lo preferí.

Ganache

  • Para ello añadimos la nata sobre el chocolate blanco y nos lo llevamos al microondas para calentarlo todo junto. Cuando lo tengamos totalmente derretido, estará perfecto para darle color. Como siempre, vamos añadiendo el color poco a poco hasta obtener el color que queramos. Y no olvidéis mezclarlo bien para conseguir una mezcla homogénea.
  • Una vez terminemos, tapamos la ganache con papel film transparente. Lo cubrimos a piel, es decir, el film debe tocar toda la superficie de la ganache para que así no se reseque la parte superior. Y así lo dejamos reposar a temperatura ambiente hasta que se enfríe un poquito. Una vez esté a temperatura ambiente veremos que la ganache está más densa. Si está demasiado densa podemos calentarla unos segundos en el microondas hasta que tengamos la consistencia perfecta para cubrir la parte superior de la tarta. Tampoco debe estar muy líquida, ya que queremos crear un efecto de gotas. Y si queda muy fluida cubrirá toda la tarta por completo. Poco a poco crearemos un efecto muy bonito por toda la parte superior. Cuando terminemos, la llevamos a la nevera para evitar que siga escurriendo la ganache.

Luego ya el resto de la decoración es echarle mucha imaginación, yo hice unos bombones, placas de chocolate blanco, puse golosinas, etc..y unas banderolas con el nombre de la cumpleañera.

La verdad es que es una tarta muy buena y nada empalagosa.

A disfrutarla!!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: